¿Cómo convertirse en peluquero profesional? Guía detallada

Entre los trabajos más solicitados a día de hoy por los jóvenes se encuentra sin duda el de peluquero. En el pasado se «aprendía el oficio» yendo a trabajar en salones de belleza y barberías por unos pocos euros a la semana, pero ahora esto ya no es la regla.

La moda cambia, las necesidades aumentan, y el peluquero profesional debe contar con un título y habilidades que le permitan desempeñar la profesión de manera óptima y con alta competitividad en el mercado.

Entonces, si no sabe cómo convertirse en peluquero, un curso de barbería Madrid es lo que está buscando. Siga leyendo para enterarse de cómo es proceso de capacitación y para obtener una imagen completa de lo que le espera en caso de que decida tomar este camino.

Los deberes del peluquero

Un peluquero profesional puede tener diferentes roles. Ya sea hombre o mujer, implementa tratamientos y servicios que sirven para mejorar, modificar, proteger y mantener el aspecto estético del cabello.

En cuanto a las peluquerías de hombres, también existe la posibilidad de tratar y cortar estéticamente la barba. En muchos salones de cierto nivel también se ofrecen tratamientos capilares complementarios a los clientes (aunque obviamente no tienen nada que ver con el aspecto médico, curativo o de salud).

Las habilidades del peluquero

Lo que se acaba de decir muestra que la profesión en cuestión requiere habilidades muy particulares, en comparación con las que se requerían hace años. El peluquero es en realidad un consultor que se ocupa de la belleza, y cuyo propósito es satisfacer los gustos y necesidades de quienes confían en su trabajo. Por ello, debe mantenerse actualizado sobre las tendencias actuales y las nuevas modas, y sobre todo las nuevas y / o diferentes técnicas de trabajo.

Un peluquero debe presumir de sus requisitos técnicos, como el conocimiento de las características químicas de los tintes y decolorantes. También es necesario conocer los distintos métodos de corte y los distintos tipos de tratamientos utilizados para crear reflejos, tintes, permanentes, extensiones, mechas, etc. Por último, es necesario haber estudiado todas las alternativas posibles para adaptar el corte, pliegue y peinado al rostro de la clienta o cliente.

Habilidades personales

Trabajando en estrecha colaboración con el público, un peluquero, más allá de las habilidades técnicas descritas anteriormente, debe poseer al menos parte de las siguientes aptitudes personales:

  • Disponibilidad y predisposición hacia el cliente.
  • Capacidad para escuchar y relacionarse.
  • Ojo estético, imaginación y creatividad.
  • Capacidad para equilibrar proporciones y formas.
  • Habilidades manuales.

El curso de formación del peluquero o barbero

Hoy para convertirse en peluquero es necesario seguir un curso de formación, al final del cual se obtiene una calificación específica (gracias a la superación de un examen teórico).

Por lo tanto, los aspirantes a peluqueros deben inscribirse en un curso de calificación de dos años en una escuela de peluquería. Al final de la escuela, se debe seguir un curso de especialización principalmente práctico (alternativamente, también puede seguir un período de inducción de un año en un salón de peluquería, para aprender de cerca, por ejemplo, las técnicas necesarias).

Quienes no quieran realizar cursos en la escuela también pueden intentar obtener el título siendo absorbidos por una empresa de peluquería y permaneciendo en ella durante al menos tres años, compaginando este trabajo práctico con un curso de formación teórico. Este período se reduce a un año si va precedido de una relación de aprendizaje.

¿Dónde realizar los cursos?

En este contexto, es necesario precisar que se puede seguir un curso de peluquería tanto en establecimientos públicos como en organismos privados (reconocidos y acreditados a la liberación de la titulación profesional). Esto significa que los diplomas y certificados expedidos tras la asistencia a cursos para peluqueros (por ejemplo, cursos de corte, cursos de peluquería) que no hayan sido autorizados por los organismos no se considerarán válidos para el ejercicio de la actividad profesional.

Inicia un salón de peluquería y gana dinero

Al obtener la tan solicitada calificación, el peluquero puede decidir si lo contratan en un salón o establecerse por su cuenta abriendo un negocio independiente. En este segundo caso, en primer lugar será necesario abrir una empresa, y comenzar el clásico proceso burocrático para ponerla en marcha.

Desde un punto de vista económico, las ganancias cambian en función de la experiencia y la cantidad de trabajo que se puede adquirir con el tiempo. Una persona en ciernes y novata, al principio podrá traer a casa ganancias netas de solo 600 – 700 euros. Pero con el tiempo, las ganancias netas pueden incluso superar los dos mil euros al mes.

Entonces, si un joven inicia ganando alrededor de 500 euros al mes, una vez que haya adquirido la experiencia adecuada, puede reclamar un salario mucho más sustancial y satisfactorio para él.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *